«Yo soy el camino, soy la verdad y la vida»

«Yo soy el camino, soy la verdad y la vida»

Sin embargo, Jesús dice que es verdad y que al hacerlo está de acuerdo con Dios. Al final, deja en claro que él es el camino del Padre y, por extensión, al cielo. Dice que nos va a preparar un lugar, lo que sugiere que después de completar el camino de esta vida, nos encontraremos en un lugar de descanso donde está el Padre. Jesús se está comparando con un pastor y nosotros con sus ovejas. Las ovejas no eligen el camino de la seguridad y la protección, sino que confían en el pastor para que las cuide y cuide. Para estar seguros, debemos confiar en el pastor y no intentar seguir nuestras aventuras y conocer nuestro propio camino.

  • Confesaron sus pecados a Jesús como su Señor y Dios.
  • Creían que había muerto para recibir el castigo por sus pecados y que se había levantado de entre los muertos para darles nueva vida.

Este tipo de vida tiene un impacto duradero no solo en nosotros, sino también en las innumerables personas que nos rodean. Cuando queremos adivinar qué es verdadero y qué es falso, podemos medirlo con las palabras de Jesús, porque él es verdadero. software mantenimiento Jesús respondió a esta pregunta con los discípulos en Juan 14 cuando les dijo “Yo soy la verdad”. Jesús puede dar testimonio de la verdad y enseñar la verdad, porque esa es la verdad. No hay nada falso en él, nada engañoso y nada falso o incierto.

¿Por qué dijo Jesús “Yo soy el camino, la verdad y la vida” en Juan 14: 6?

Cuando Jesús se menciona a sí mismo el camino, la verdad y la vida, nos está dando una mejor manera de vivir su vida. Continuar en la fe a diario nos muestra que nos llevará a una vida mejor, más rica y significativa de la que jamás hayamos encontrado por nuestra cuenta. Los estudiantes solían hacerlo de la misma manera hace mucho tiempo. Confesaron sus pecados a Jesús como su Señor y Dios. Creían que había muerto para recibir el castigo por sus pecados y que se había levantado de entre los muertos para darles nueva vida. Siguieron su ejemplo y mandato de decirles a otros la verdad sobre el pecado, la justicia y el juicio. Cuando seguimos el «camino», podemos estar seguros de que seguirá el camino al cielo.

Cuando intentamos navegar por nuestro camino hacia la salvación, nos confundimos. Como Peter y Thomas, nos preocupa haber perdido algo. Como la gente de Atenas, somos engañados por los muchos dioses que adoramos. En los eventos, leemos sobre la gente «muy religiosa» de Atenas que no adoraba a los ídolos ni a los dioses falsos. Pongo mi esperanza en todo tipo de cosas para salvarme, creyendo que de alguna manera me darán una vida próspera. Y cuando el Señor entra con alegría para recordarme que Él es el único camino a la salvación, puedo tener miedo. Odio admitirlo, pero a menudo tengo la misma actitud en mi vida espiritual porque creo que mi camino es el mejor.

A veces siento que no puedo tomar el control, las cosas no cambiarán y el chico está lejos de la verdad. Por supuesto, eso es cierto de alguna manera. Pero en la salvación, nada podría estar más lejos de la verdad. Al nombrar a Cristo nuestro Salvador y Señor de nuestras vidas, somos salvos. No debemos seguir trabajando por la salvación.

Pero cuando seguimos a Jesús, Él nos lleva a donde debemos estar. Sin embargo, Jesús deja en claro que no sabrán el camino definido por el que debemos viajar en la vida. Nos preocupa simplemente conocer el conocimiento y la confianza diarios de Jesús y caminar en la creencia de que ÉL es el camino. Cuando vivamos en Él, no conoceremos un camino específico, pero podemos descansar en el consuelo de la fe, que Él nos guiará mientras caminamos allí. Usando esta frase, Jesús está estableciendo que conocerlo a Él no solo es el significado supremo y la plenitud de la vida en la tierra, sino también la única forma de conocer verdaderamente al Padre Celestial. Este artículo es parte de una biblioteca más grande de frases y citas de versículos bíblicos muy conocidas.

Cuando entendieron la verdad de sus palabras, la gente cambió y el mundo nunca volvió a ser el mismo. Jesús nos está enseñando que lo que realmente debemos cuidar no es esta vida, sino la vida eterna. Las Escrituras a menudo hablan de la vida que vendrá después de esta vida en esta tierra, y al seguir la voz de nuestro pastor, podemos entender cómo es esa vida eterna aquí y ahora. Podemos vivir esta vida, estamos persiguiendo cosas que no durarán, estamos persiguiendo cosas que duran y tienen un significado eterno.

I am the way truth and life

Pero te aseguro que discutir y defender esta cuestión no te hará ni un ápice más “seguro” o “cristiano” ni te hará sentir más cerca de Dios. Además, creer esto no lo hará como Cristo en su vida. Probablemente, como lo hice yo, sabrá que defender y discutir le da miedo e inseguridad. La Biblia no podría haberlo dicho con más claridad, pero todavía tiendo a tratar de negociar mi salvación.

Queremos facilitar la lectura de artículos que respondan a sus preguntas sobre el significado, el origen y la historia de versículos específicos en un contexto de escritura. Esperamos que esto le ayude a comprender mejor el significado y el propósito de la Palabra de Dios en relación con su vida actual. La confesión de ignorancia fue muy encomiable. Si los cuentos-infantiles.net hombres buenos están en la oscuridad, y lo saben hasta cierto punto, sin embargo, están dispuestos a reconocer sus faltas. Pero, (2.) La razón de su ignorancia fue la culpa. No sabían adónde iba Cristo, porque soñaban con el reino de los tiempos con pompa y poder externos, y se pusieron del lado de él, a pesar de que él decía lo contrario una y otra vez.

I am the way truth and life

Por lo tanto, todavía pensamos en la oscuridad más de lo necesario sobre el estado futuro de la iglesia, porque esperamos prosperidad en el mundo, mientras que es el progreso espiritual lo que promete. Si Tomás hubiera entendido, como pudo haberlo hecho, que Cristo iba al mundo invisible, al mundo de los espíritus, que es solo una referencia a las cosas espirituales, no habría dicho: Señor, no conocemos el camino. Tomás preguntó por el camino (v. 5), sin disculparse por oponerse a su Maestro. Él dijo: «Señor, no sabemos a dónde vas, dónde o en qué circunstancias, y cómo sabes qué camino seguir. No podemos adivinar ni preguntar, pero aún debemos estar perdidos». Los testimonios de Cristo sobre su conocimiento se volvieron cada vez más sensibles y claros acerca de su ignorancia. Aquí se muestra que Tomás es más humilde que Pedro, porque él creía que ahora podía seguir a Cristo. Thomas aquí, a pesar de que no se quejó, todavía exige conocer el camino.

En estas palabras, Jesús estaba diciendo que Él era el gran “Yo soy”, el único camino al cielo, la única medida verdadera de justicia y la fuente de vida física y espiritual. El mismo Dios de la creación, Abraham bendijo al Señor y dijo que Él era el Santo que vive para siempre. Hizo esto para que los estudiantes pudieran enfrentar el día oscuro y llevar a cabo su misión de declarar el evangelio al mundo. Por supuesto, los santos saben que todavía no entendían y que necesitaban varias visitas de su Señor resucitado para sacudirlos de su incredulidad.

Pero la Escritura nos dice que Jesús es el único camino al Padre. Buscar nuestra salvación sin Cristo es laoracionasanpancracio.com el camino equivocado. Esta vida no es nuestro objetivo final y no adquiere la totalidad de lo que somos.


Deja una respuesta