Saltar al contenido
Versos biblicos

Soy La Luz De Todo El Mundo Explicación

No se nos esta pidiendo que llevemos la luz a las multitudes que según el criterio de “sus enviados destacables” quienes tienen, lo que el resto no tienen. Jesús le recuerda —al Hijo de Dios que cree estar separado y fragmentado— que todos somos la luz del mundo. Esta admonición es una corrección, como observaremos más adelante en la Lección 93, a nuestra creencia que somos la oscuridad del mundo. Los alumnos del Curso quienes no están familiarizados con su metafísica no-dualista pura, interpretan esta exhortación evangélica de manera errónea. No podemos llevar la luz al mundo pues —no hay mundo—.

Escoger la luz es la manera en que sanamos la separación que nunca ocurrió. Nuestra función es recordar que somos la luz del mundo, al llevar a cabo la elección contra el ego. La luz de Cristo refulge en la cabeza del Hijo de Dios como una sola. La aceptación de la Expiación sirve como recordatorio para todos nuestros hermanos de llevar a cabo la misma elección. En la presentación profética de la salvación como luz, la ceguera simboliza las tinieblas del espíritu y la dureza del corazón. Por eso, Jesús, al devolver la visión a los ciegos, efectúa un signo de los tiempos mesiánicos.

Somos Luz …. Igual Que Jesús

Leer mas sobre pulsando aqui.

  • Nuestra función es rememorar que somos la luz de todo el mundo, al llevar a cabo la elección en contra del ego.

Quien reconoce este signo, entiende que Jesús es la luz del mundo y está en disposición de recuperar la vista en sus ojos, en su espíritu y en su corazón. Jesús muestra un camino para pasar de la obscuridad a la luz, de la ceguera a la visión, del miedo a la fe. A nosotros nos corresponde admitir y admitir a Jesús como luz de todo el mundo, recordar nuestro deber de bautizados y la necesidad de una incesante conversión. «Ni ni sus progenitores han pecado, respondió Jesús; nació de esta forma para que se manifiesten en él las proyectos de Dios. Debemos trabajar en las obras de aquel que me envió, mientras es de día; llega la noche, en el momento en que absolutamente nadie puede trabajar. Detengamos unidos esta pandemia, antes que sea tarde. Aprovechemos este tiempo para unirnos más a Dios, para convivir con la familia, para darnos cuenta de lo verdaderamente importante, y para ayudar en cuanto podamos a los más necesitados, aun a través de las comunidades.

A propósito de esto, el día de hoy es el primer domingo en Yucatán y en otras diócesis de México en el que no se están festejando misas con la presencia del pueblo, para evitar los contagios, sin saber cuándo vamos a poder retornar a la normalidad en la vida ritual y sacramental. La salvación radica en pasar de las tinieblas a la luz. Las tinieblas son la patraña, el odio y la ignorancia. Busquen lo que es satisfactorio al Señor, y no tomen parte en las proyectos estériles de los que son tinieblas. El mensaje de los obispos de América Latina y del Caribe en mayo de 2007, al sentirse todos acólitos y misioneros, fue no un pasivo aguardar, sino más bien un activo acudir a llevar la Buena Novedosa a todos, a anunciar que Cristo es luz, que Cristo es vida en el tiempo actual con sus características propias. La noche del Sábado Santurrón, en la Vigilia Solemne de la Pascua se prende el cirio, la más grande y hermosa vela de cera que es símbolo de Cristo, Luz del Mundo, el paso de las tinieblas a la luz.

yo soy la luz del mundo

Yo Soy La Luz Del Mundo

La luz de la que Jesús habla es la luz del Hijo de Dios que refulge en nuestra cabeza y forma parte de toda la Filiación como una sola. El Papa Francisco concluyó invitando a dejar entrar “la luz que trae Jesús entre en nosotros y nos asista a conocer las cosas con la luz de Dios, y no con las tinieblas que nos ofrece el señor de las tinieblas”. Ésta era la situación del ciego de nacimiento del Evangelio, que representa a la raza humana cegada por el pecado original. “Asimismo , a raíz del pecado de Adán, nacimos ‘ciegos’”, recuerda Benedicto XVI. El pecado nos sume en tinieblas.

El Que Pierda Su Vida Por Mí, La Salvará

O sea, admitir visto que nuestros “pecados” están perdonados y que la separación jamás ocurrió. No es nuestra función llevar a cabo modificaciones el nivel del accionar o actuar de determinada manera “religiosa” hacia los demás, ya que no hay—nadie más —. Una vez que nuestra cabeza fué sanada vamos a poder ser un símbolo de sanación para nuestros hermanos. Para un no creyente, este método puede parecer absurdo y hasta asqueroso, pero para un creyente viene el recuerdo del acto creador deDios en el libro del Génesis, quien para formar al hombre modela una figura de lodo, soplando luego en su nariz y dándole vida humana, con la imagen divina (cfr. Gn 2, 7).

yo soy la luz del mundo

“Yo soy la luz de todo el mundo, el que me prosigue no caminará en la obscuridad y tendrá la luz de la vida” . Nos ofrecemos en este momento cuenta, que el evangelio de este domingo resalta esta afirmación de Jesús. soy la luz del mundo, una ciudad asentada en una colina, que no se puede ocultar. De ahí que, en mi vida hay milagros y gloriosas manifestaciones sobrenaturales. La sanación ocurre en el nivel de la mente y no del cuerpo, esté sana al sanar la creencia en la separación y al dejar de proyectar el coche oracionesalavirgenmaria.com-castigo como falsa y también innecesaria penitencia para liberar la culpa y recuperar la inocencia. La obscuridad que precisa curación, sin dependencia de su forma, radica en la mente que cree en la separación. La luz que sana radica en la mente, y portamos ambas, la oscuridad de la culpa y la luz de la Expiación.

De esta forma, como hijos de la luz, daremos testimonio de que quien prosigue a Jesús tiene la luz de la vida. L-61 Trata de iniciar el día de hoy a sentar las bases para estos adelantos. Dios ha edificado Su plan para la salvación de Su Hijo sobre ti.

yo soy la luz del mundo

Cristo, presente en el sacramento, transforma cuanto toca. El agua fue el tema de la palabra del Señor el domingo pasado, tercero de cuaresma; la luz es el tema en este cuarto domingo. Por la presencia de Cristo en su vida , por su paso en la historia y después en el Reino, en veinte siglos Él fué, es y será luz para las mentes y las voluntades. Siendo verdaderos, a veces descargarplusdede.com, como Samuel, no observamos claro y nos dejamos llevar por lo que parece ser. O de chato, como el ciego de nacimiento, no alcanzamos a vernos a nosotros, a el resto, ni al planeta como son en realidad, lo que nos hace atacables a la manipulación de nuestras propias pasiones y de otras personas.

: Soy La Luz Del Mundo

Yo Soy La Luz Del Mundo