El simbolismo detrás de la historia de Jesús calmando la tormenta debería brindar un gran estímulo y esperanza para cualquiera que enfrente una tormenta en la vida. Después de predicar a grandes multitudes cerca del mar de Galilea, Jesús y sus apóstoles tomaron un bote hacia la orilla opuesta para encontrar tiempo y soledad para descansar. Mientras cruzaban el mar, una tormenta con vientos tan fuertes que los apóstoles pensaron que morirían. Jesús estaba debajo de la cubierta durmiendo durante la tormenta y los apóstoles se apresuraron a despertarlo y preguntarle por qué no le importaba. Jesús se despertó y le dijo a la tormenta que se detuviera y que los vientos cesaron de inmediato. Los apóstoles estaban conmocionados y aún carecían de fe en que Jesús era el Hijo de Dios que
“Incluso los vientos y el agua obedecen”.

 

¡Lea los versículos de la Biblia a continuación para conocer la historia de Jesús calmando la tormenta y aprenda más sobre cómo Jesús puede calmar las tormentas en su vida hoy!