9 versiones de la Biblia sobre la confianza en el hombre, comentarios contrarios

9 versiones de la Biblia sobre la confianza en el hombre, comentarios contrarios

Los que hacen de Dios su esperanza serán tan floridos como árboles verdes, porque las hojas no se marchitan. Se asentarán en paz y satisfacción; no estarán nerviosos en un año de sequía. Aquellos que hacen de Dios su Esperanza tienen lo suficiente para formar en Él el deseo de todas las comodidades del ser. El corazón, la conciencia del hombre, en su estado podrido y caído, es más engañoso que todas las cosas.

  • Versos 5-11 El que confía en el hombre será como brezo del desierto, árbol desnudo, arbusto miserable, tierra estéril, inútil e inútil.
  • Aquellos que confían en su justicia y fuerza y ​​creen que pueden prescindir de Cristo convierten su carne en un brazo, y sus almas no pueden avanzar en gracia o consuelo.

Sus manos pueden vendar una conciencia atribulada y curar un corazón quebrantado; puede curar las peores enfermedades de nuestra naturaleza. Como dice el Señor: “Rechazaré a los que se apartan de mí y confían en los hombres, en la fuerza de los hombres.

Aplicaciones gratuitas de la Biblia

Versos 5-11 El que confía en el hombre será como brezo del desierto, árbol desnudo, arbusto miserable, tierra estéril, inútil e inútil. Aquellos que confían en su justicia y fuerza y ​​creen que pueden prescindir de Cristo convierten su carne en un brazo, y sus almas no pueden avanzar en gracia o consuelo.

cursed the man who trusts man

Si guardan esa palabra, su prosperidad debería ser restaurada. Es un día de descanso, y no conviene convertirlo en jornada laboral, salvo en casos de necesidad. Que el alma no se cargue con las responsabilidades de este mundo en los días de reposo. Las corrientes religiosas son profundas o profundas a medida que los límites del sábado se mantienen o se apartan.

Biblia Webster

Siempre es fresca y clara, como aguas de manantial, mientras que los placeres del pecado son aguas de pozo. Se volvió a Dios por el cumplimiento del llamado que le había hecho. Él exige humildemente que Dios lo reconozca y lo proteja claramente en la obra a la que lo llamó. Heridas o enfermedades que encontremos en nuestro corazón y conciencia, pidamos al Señor que nos sane, que nos salve, que alabe nuestra alma en su nombre.

cursed the man who trusts man

Sin embargo, existe una forma completamente eficaz de prevenir esta infertilidad. «Bienaventurado el hombre que confía en el SEÑOR, y cuya esperanza es el SEÑOR». El Señor dice: “Rechazaré a los que se apartan de mí y confían en la fuerza humana. Yo, el Señor, he maldecido a los que se apartan de mí y confían en el poder de los hombres. deseado – no quería un día de calamidad, incluso cuando predije que vendrían mis compatriotas; por eso no tienen por qué perseguirme. No confíes en los príncipes, ni en el hijo del hombre para los desamparados.

Estimado señor, confieso que a menudo he tenido confianza en mí mismo. Estoy de acuerdo con tu palabra, diciendo que la carne trae la maldición 3l0g.com de la esterilidad espiritual. Señor, enséñame a confiar en ti, para que conozca la felicidad de tener tu gracia como recurso, amén.

cursed the man who trusts man

Seamos sabios en el tiempo; lo que obtenemos, hagámoslo honestamente; y lo que tenemos, utilícelo con caridad, para que seamos sabios para siempre. Con Él está solo el brazo carnal, pero con nosotros está el Señor nuestro Dios para ayudarnos y pelear nuestra lucha. “Así que el pueblo se fortaleció con las palabras de Ezequías, rey de Judá. El versículo debía presentarse al Profeta y al pueblo de Judá para santificar el día de reposo.

Se puede imponer a los hombres, pero no se puede engañar a Dios. El que obtiene riqueza, y no directamente, aunque pueda convertirla en su esperanza, nunca será feliz. El rico se esfuerza por obtener bienes y se sienta a reflexionar, pero nunca tiene satisfacción; a través de cursos pecaminosos no pasa nada.

Pero los egipcios son hombres, no Dios; sus caballos son carne, no espíritus. Cuando el Señor extienda su mano, el ayudante tropezará y el ayudante caerá; ambos morirán juntos. “Ay de los hijos rebeldes”, dice el Señor, “de los que llevan a cabo un plan que no es mío, que forman un pacto, pero que actúan contra mi voluntad, acumulando pecado sobre pecado.

Él llama al mal bien y al bien mal; y clama por la paz a los que no pertenecen. Aquí el corazón es desesperadamente malvado; es mortal, es desesperado. El caso es malo, de hecho, si es el líder del engaño de la conciencia que debe corregir los errores de elaspirador-escoba.com otras facultades. No podemos conocer nuestro corazón ni lo que haremos en la hora de la tentación. Podemos saber mucho menos sobre el corazón de los demás o depender de ellos. Pero será desconocido en nuestros corazones y en los corazones de los demás.

El grado de rigor con que se cumpla esta ordenanza o el descuido que se le muestre es una buena prueba para encontrar el estatus de la religión espiritual en cualquier territorio. Déjalos todos; con su propio ejemplo, prestando atención a sus familias, se esfuerzan por verificar este mal, por preservar la prosperidad de la nación y, sobre todo, por salvar las almas. Con él hay un brazo de carne; pero el Señor nuestro Dios está con nosotros para ayudarnos y pelear guerras. La Septuaginta omite los primeros cuatro versículos, pero tienen otras versiones griegas. Los versículos reconocen el favor de Dios en la formación de la religión por parte del Profeta. Hay pleno consuelo en Dios, alimento eterno y rebosante, como una fuente.


Deja una respuesta